Home Economía El plazo de pago de la deuda externa en bonos debe ampliarse por 20 años más
El plazo de pago de la deuda externa en bonos debe ampliarse por 20 años más

El plazo de pago de la deuda externa en bonos debe ampliarse por 20 años más

0
0



La renegociación con los tenedores de bonos debe dar como resultado un real alivio en el servicio de la deuda externa. En 2020, como consecuencia de la emergencia por la Covid-19, la economía se desplomará y el peso de la deuda sobrepasará el 65% del PIB.



El tiempo sigue corriendo, hasta el 15 de agosto próximo, el Gobierno debe conseguir concretar una negociación que permita reperfilar y reestructurar los pagos de la deuda externa en bonos.

Según Jaime Carrera, miembro del Observatorio de la Política Fiscal, nunca antes se había emitido con tanta irresponsabilidad, durante los 6 años, $17.345 millones de «bonos basura», 18 % del PIB de 2020 o 44 % de la deuda externa. Por estos bonos habría que pagar en este año $1.600 millones de intereses, 1,7 % del PIB. Ese desembolso, en las condicones actuales, es imposible, por lo cual se suspendió tales pagos hasta el 15 de agosto de 2020, mientras se realiza un proceso de renegociación con los tenedores de esos papeles de deuda ecuatoriana.

«En los últimos 40 años ha sido recurrente el no pago de la deuda externa y sucesivas renegociaciones. Sin embargo, hoy, el reperfilamiento, reestructuración, renegociación o como quiera llamarse, de los bonos basura, tiene un contexto absolutamente diferente. Los costos económicos, fiscales y sociales, producto de la devastación de la pandemia son cuantiosos, superan al conjunto de todos los desastres económicos de las últimas décadas. Es la peor tragedia de la historia del país y a esa dimensión debe responder el reperfilamiento de los bonos basura», dijo.

Más plazo para pagar ante la devastación de la economía

Si Ecuador va a requerir 10 años para recuperar el ingreso por habitante de 2019, como consecuencia del deteiroro económico de la crisis sanitaria de la Covid-19; lo menos que se debe exigir es ampliar los plazos de pago en, al menos, 20 años. Esto es, los bonos que vencen en 2022 deben pagarse en 2042, así  sucesivamente, hasta los bonos 2030 que deberían pagarse en 2050.

Carrera considera, en este contexto, que el Ecuador no puede ni debe pagar los mismos montos de capital. En este año, el Producto Interno Bruto (PIB) nominal se reducirá más del 10 %, de $107.000 millones a $94.000 millones; por tanto, la relación deuda pública/PIB aumentará del 53 % al 65 %.

«Una relación deuda/PIB sostenible solo se podrá lograr con altas tasas de crecimiento de la economía y superávit fiscal. En estas perspectivas, resulta obvio que el pago del capital de los bonos basura, en promedio,  debe reducirse en al menos 45 %. Una reducción de esta magnitud contribuirá a mejorar la relación deuda pública/PIB en los próximos años y hacerla compatible con la capacidad de pago del Ecuador», acotó.

El servicio de la deuda externa se representa 3,8 % del PIB anual, es decir, casi $ 4.000 millones anuales. El pago de los intereses es incompatible con la debacle económica, fiscal y social del país. En los próximos años será muy complejo reducir el déficit, en el presupuesto público, de más de $6.000 millones.

Ademas, las necesidades de financiamiento siempre estarán por encima de los $9.000 millones y el déficit del IESS ejercerá constante presión en la finanzas públicas. A todo eso se añade que el petróleo aportará menos a los ingresos del país.

«En el entorno descrito, bajo ninguna circunstancia tendrá cabida un elevado pago de intereses de los bonos basura, los que no deberían superar el 0,4 % del PIB en el conjunto de todos los bonos, con tasas de interés entre 3 y 3,5 %. Aún así, el pago total de intereses de la deuda interna y externa podría ser de alrededor del 2,4 % del PIB, ratio aún elevado para el difícil futuro de la economía del Ecuador. El reperfilamiento de los bonos basura debe reducir al mínimo la salida de dólares y su consecuente impacto en la balanza de pagos», puntualizó Carrera.

Todos los ecuatorianos pagan la deuda, a través de los impuestos que cada uno contribuye cada año, es decir, con el fruto de su trabajo. El actual proceso de reperfilamiento es fundamental para la viabilidad económica, fiscal y social del Ecuador.

Equipos Serie A Liga Pro Banco Pichincha

P